23 de marzo de 2014

Principios universales del diseño

La comunicación no lo es todo, pero todo pasa por la comunicación. Y si seguimos el razonamiento, también se puede decir que el diseño, la forma, no lo es todo en comunicación, pero ¡ay de aquel que no la tenga en cuenta!

William Lidwell, Kristina Holden, Jill Butler escribieron, en mi opinión, una obra maestra sobre el diseño, titulada "Principios Universales del Diseño". Lectura obligada sea cual sea tu profesión u oficio: el buen gusto, el cuidado de las formas, el conocimiento de la psicología humana, etc. son metas a los que todos debemos aspirar.

El libro elabora una larga lista de elementos y características que deben estar presentes en el buen diseño, ya sea de un producto industrial, una portada de una revista o en la elaboración de un discurso. 

Aquí te dejo la lista (como el libro lo leí en inglés -aunque ahora ya está traducido-, he dejado en ese idioma los nombres de cada elemento):


Baby-Face Bias: Tendencia a preferir las caras similares a los niños pequeños por trasmitir inocencia, desamparo. Rasgos redondeados, grandes ojos, nariz pequeña, frente amplia y pequeña barbilla.

Chunking: Las agrupaciones no deben tener más de 7 elementos; a partir de ese número, dejan de ser eficaces para el lector, oyente o espectador.

Color: Conceptos de saturación y brillantez. A mayor saturación, menos gris. A mayor brillantez, más cantidad de blanco. Los colores saturados se usan para atraer atención.

Consistencia: Ser fácilmente reconocido y aprendido, usando siempre los mismos elementos corporativos.

Face-ism Ratio: El efecto de ver un rostro o un cuerpo es muy distinto. Un alto face-ism (ver sólo un primer plano de la cara) busca atributos de inteligencia, ambición. Los hombres son así representados. Las mujeres, por atractivo físico, sensualidad, suelen ser mostradas por un bajo ratio de face-ism.

Figure-Ground Relationship: Los elementos de un logo debajo de una línea horizontal son mejor percibidos que si están encima de la línea.

Five Hat Racks: Cinco modos de presentar, organizar, una información: categoría, tiempo, alfabético, localización, magnitud (medida).

Flexibilidad-Usabilidad: A mayor flexibilidad, menor usabilidad. Por ej: mando a distancia.

Forgiveness: Los diseños debería ayudar a la gente a evitar errores y minimizar las negativas consecuencias de esos errores, cuando ocurran.

Form follows function: La belleza viene de la pureza de la función, libre de ornamentación.

Good Continuation: Los elementos alineados son percibidos como una unidad.

Hierarchy of needs: Funcionality needs, reliability needs, usability needs, proficiency needs, creativity needs.

Mapping: Cuando el efecto corresponde con la expectativa. Por ej: el icono que hay en el botón de subir y bajar ventana de un coche.

Progressive Disclosure: No mostrar lo que no interesa, y hacer en cambio, amable la espera. Por ej, largas colas en parques temáticos (incluir pantallas con videos, indicar tiempo que falta, paredes altas que impiden ver la longitud de la cola, etc.).

Rule of Thirds: Dividir una imagen en nueve rectángulos.

Savanna Preferences: Mostrar la Naturaleza sin formas abruptas, con pocos árboles y mucho verde. Sobre todo lo prefieren los niños.

Serial Position Effects: Los elementos del principio y final de una lista se recuerdan mejor que los de en medio. Si la lista es vista, lo importante debe estar al principio; si es oída, lo importante al final.

Symmetry: Tres tipos: reflection (mirror), rotation and traslation (repetición). En la fachada de Notre Dame se pueden ver los tres tipos de simetría.

Threat Detection: Una araña, serpiente, se detecta antes que el resto de objetos. También, las caras enfadadas se detectan antes que las neutrales o alegres.

Von Restorff Effect: Algo distinto favorece memorizar algo. Ej: En una lista amplia, las palabras situadas en la mitad de dicha lista se recordarán sólo si son claramente distintas al resto.

Weakest Link: Usar deliberadamente un punto débil que será el primero en fallar para proteger otros elementos del sistema.

9 de marzo de 2014

Selfie, porque tú lo vales

Bienvenido a la semana selfie. (Dudo, de entrada, si nombrar una o un selfie: me inclino por el femenino, por lo de "la" foto). La autofoto de Ellen Degeneres, más de 3 millones de retuits, en los Oscar ha dado la vuelta al mundo varias veces, y ha puesto de moda, si no lo estaba ya, la foto de uno mismo o con su grupo de colegas, amigos, pareja, etc. 

Mis conclusiones de este fenómeno:

1. Son imágenes en las que aparece uno, no lo olvidemos. Nos encantan las fotos, pero todavía más si salimos nosotros: es algo universal, y casi no hace falta ni demostrarlo.

2. Las fotos selfies -por su propia naturaleza- deforman ligeramente, no son especialmente buenas, pero por eso mismo democratizan, igualan: hasta los actores y actrices más guapos no salen tan guapos en una selfie. Y eso gusta, porque "humaniza" un poco más. El que no suele salir bien en ninguna foto, al menos aquí tiene excusa...

3. Después de varios años haciendo fotos con el teléfono móvil, hace falta una nueva utilidad, un tipo de imagen distinta, una diversión más. Aquí está, ya ha llegado. Ahora hay que exprimirla al máximo.

4. En un mundo donde todo se comparte, nada mejor que un selfie, viral por naturaleza, sobre todo entre los propios protagonistas. Una nueva vuelta de tuerca.

5. Una selfie es un estado de ánimo, un momentum, pura emoción, y por eso gusta. Al final, en el mundo hipersentimental, basta con esta "razón".

Había pensado incluir mi propia selfie aquí... Menos mal que me he arrepentido a última hora.

1 de marzo de 2014

Confianza, la base de la Comunicación Interna


Es la confianza, estúpido, podríamos decir jugando con la célebre frase de James Carville sobre la economía. Y creo realmente que es así: confía y haz lo que quieras, por seguir jugando con expresiones famosas, esta vez con san Agustín y su "ama y haz lo quieras".

Confía en tus empleados y trabajarán mejor; confía en su profesionalidad, y no pidas resultados sin cesar; confía en su capacidad y talento, y no externalices un proyecto cuando tu gente está esperando retos; confía e informa con claridad y anticipación a tus trabajadores las buenas (y malas) noticias de la compañía; confía en su carácter, y no intentes cambiarles, sino adaptarte a cada uno. Confiar es confiar, a ciegas, al cien por cien.

La foto, ciertamente, un pelín hortera y cursi...

Recopilo algunos ejemplos y citas que me han gustado sobre este valor esencial en CI:

1. Pregúntese a sí mismo… sin piedad: ¿Emano confianza? E-m-a-n-a-r, qué gran palabra. ¿Huelo a “confianza”? Piénselo, detenidamente (Tom Peters).

2. Regla del camarero: Puedes aprender mucho sobre una persona por la manera como trata al camarero de un restaurante.

3. Estudiante de empresariales que estaba haciendo bien su examen hasta que llegó a su última pregunta: “¿Cómo se llama la persona que limpia tu habitación de la residencia?” No se lo acababa de creer. ¿Cómo podían esperar que supiese la respuesta? ¿Y qué tenía que ver con su título de empresariales? Preguntó si contaba esa pregunta para la nota final. La respuesta del profesor: “Pues claro que sí. El éxito es un esfuerzo en equipo. Un buen directivo no da nada por sentado y reconoce la contribución de todos los miembros del equipo… incluso de aquellos que parece que realizan los trabajos más insignificantes”.

4. Hay que mirar menos la “ventana” y más el “espejo”. (Stephen R. Covey)

5. La capacidad para comprender las esperanzas, temores y motivaciones de las personas es la habilidad más valiosa que puede poseer cualquier ser humano. (Frank Luntz)

6. Intentar escuchar las cosas a través de los oídos de los demás y ver las cosas a través de sus ojos. (Stephen R. Covey)