12 de marzo de 2017

Cruyff, un año después

Johan nos dejó hace un año. El 24 de marzo. Recuerdo el momento exacto: paseaba por una calle de Burgos, era fin de semana, y estaba allí de viaje. A los pocos meses se editó Johan Cruyff 14. La autobiografía. Una delicia para todo amante del fútbol y por supuesto del cruyffismo. 

Huérfano de padre cuando era niño, una madre que trabajó de limpiadora en los vestuarios del Ajax, dos entrenadores que le marcaron para siempre... Su fuerte personalidad le llevó a irse del Ajax por no ser elegido capitán, y a enfrentarse de por vida con los directivos de varios equipos. Líder del Fútbol Total, en su vida personal siempre contó con el apoyo y la ayuda imprescindible de su mujer.

He recopilado algunas frases que resumen su modo de entender el deporte, su carácter y por supuesto, sus grandes dosis de orgullo, que a veces le sirvió, y otras le condenó. Cruyff en diez puntos:

Comienzos
1. Lo más importante que he aprendido como jugador es que, por encima de todo, necesitas cuatro cosas: un buen césped, un vestuario limpio, jugadores que se limpien sus propias botas y que las redes de las porterías estén tensas. 
 2. Cuando te caes sobre cemento, duele, y por supuesto, no quieres que te pase. Así que juegas al fútbol procurando no caerte. Por eso soy muy partidario de que los jóvenes jueguen al fútbol sin tacos: así aprenden a mantener el equilibrio. 
3. Recuerdo con mucha claridad la primera vez que me dejaron pisar el césped con el campo lleno. Tenía 8 años y pasaba el rastrillo por el área pequeña. Mientras rastrillaba me sentía responsable de proporcionar la superficie de juego perfecta para mis héroes.
¿Correr?
4. Dar un solo toque al balón es la forma de técnica más refinada. El buen jugador es el que toca una vez el balón y sabe a dónde correr. 
5. Un futbolista debe llevar el balón es sus pies. Debe correr lo menos posible, porque cuanto más se canse, peor será su técnica. 
6. No se trata de cuánto corres sino a dónde corres. Crear triángulos constantemente implica que la circulación de balón no se interrumpe nunca. 
7. Algunos piensan que tienen que jugar el balón hacia delante, cuando en realidad deberían pasarlo al que viene detrás. Es cierto que su posición es más atrasada, pero su perspectiva es mucho mejor. Igual ocurre en el rugby.
Él
8. [Cuando Cruyff se fue al Barcelona, en el Ajax no sentó bien] A mi madre le dieron una localidad en el campo peor que la que tenía hasta entonces. Detrás de un poste. Con eso es con lo que más daño me hicieron. 
9. Además, yo ya sabía que ni siquiera yo era inmortal. 
10. Mi talento futbolístico me lo dio Dios. Yo no tuve que hacer nada para conseguirlo.

Un detalle final: el libro es interesante, aunque el estilo deja mucho que desear, con frases mal construidas y una estructura endeble. Cosas del directo, o de la rapidez.